martes, 29 de abril de 2008

Extraño juego de espejos

El Informador, martes 29 de abril, 2008.

Hay señales de lucha por todos lados y ahora, sin que se haya declarado una guerra civil, se parece, en varios sentidos aunque inversos, como las que hubo en 1857 cuando los conservadores rechazaron la Reforma propuesta a la Constitución en donde se proponía la confiscación de los bienes de la Iglesia y su separación del Estado.

En esos años, lo primero que hizo Comonfort fue acabar con las garantías individuales antes de dar un golpe de Estado que precipitó la confrontación y la guerra de la Reforma, o de los Tres años, de 1857 a 1861.

Años de guerra que agotaron y empobrecieron más al país que tuvo que suspender los pagos de su deuda externa y Napoleón III, ni tardo ni perezoso, decidió cobrársela a lo chino y por eso mandó a su ejército para abrirle cancha a Maximiliano para que fungiera como emperador, al tiempo que Juárez mantenía la presidencia en una Berlina mientras recorría todo el país.

Hubo dos gobiernos en paralelo hasta que muere Maximiliano fusilado y se prepara el camino para don Porfirio quien se instaló en la presidencia durante treinta y un años, de 1876 a 1911 con breves intermedios, bajo el amparo de un paternalismo integral.

Todo esto se parece a lo que está sucediendo ahora, pero en un extraño juego de espejos, todas las imágenes se revierten y los actores ahora se disfrazan, como en el carnaval, para que lo que se supone que es, resulte al revés, y la llamada izquierda sean los conservadora que se niegan ala modernidad y a las reformas y ahora son los que pretenden dar un golpe de estado; el gobierno laico de Jalisco patrocina, con dinero de los impuestos, las obras de la Iglesia; se violan las garantías constitucionales y toman a la fuerza la tribuna del Congreso que, apenas liberado, se encuentra bajo amenaza —como secuestradores—, de volver a tomarla si no cumplen con sus indicaciones, como el «mocha orejas», como los secuestradores que ahora entran campantes de la vida, a un gimnasio por una de sus víctimas tal como lo hicieron en Monterrey, sin que nadie pudiera o se atreviera a hacer algo. La impotencia frente a la violencia, sí, eso es, impotencia para resolver esta guerra solapada que empobrece a México.

Además de esta otra guerra declarada —como nadie se había atrevido— en contra del narcotráfico y en esa lucha frontal nos damos cuenta hasta dónde se ha infiltrado los narcos en la sociedad: todos los días anotamos las víctimas que caen en los enfrentamientos —o por la espalda—, como en el siglo XIX anotaban las bajas de sus ejércitos.

Una lucha declarada abiertamente y, la otra, solapada que elimina las garantías individuales y toma la tribuna de la democracia en donde se supone que estamos inmersos. Dos estrategias parecidas: una, como las de los narcos que secuestran personas y otra que secuestra las instituciones para intentar acabar con la democracia.

jueves, 24 de abril de 2008

Sorpresas, humor y reflexión sobre el arte contemporáneo

El Financiero, lunes 28 de abril, 2008
Feria México de Arte Contemporáneo

El domingo 27 de abril es el último día que estuvo abierta la Feria México de Arte Contemporáneo (FEMACO) y es su quinto año consecutivo que se celebra en la ciudad de México. Es toda una feria de arte contemporáneo y está considerada como la más importante en su ramo: participan ochenta galerías de diecisiete países que le dan oxígeno a sus artistas y a las obras que tienen a consignación, mostrando lo más representativo que tengan en su inventario.

La feria está dividida en dos secciones: una, donde se exponen las obras de las galerías seleccionadas por el comité y otra sección en donde se exhiban las propuestas que presentan algunos artistas emergentes que, por no ser conocidos, no tienen todavía quien los represente.

En esta ocasión, las cosas estuvieron bien y no resultó como el año pasado que fue una tragedia pues, asistieron más de 30 mil personas a un edificio que estaba a medio construir en Palmas, sin estacionamiento, ni nada, porque sus organizadores pensaron que era «chiro y muy de vanguardia, o sea ¿ves?» o que era algo fuera de lo normal, cuando en realidad resultó que tenía unas condiciones deleznables y caóticas que propiciaron una serie de quejas por parte de los galeristas, los artistas y el público.

Los de la galería Kurimanzuto no exhibió un cuadro de Gabriel Orozco, por el polvo que había; Arturo Rivera entró portando una mascara y otros, tapabocas; el galerista catalán Alejandro Sales, de plano, decidió no regresar más, porque los organizadores no se preocuparon de nada: no funcionaban los celulares, ni había Internet y por eso no pudo cerrar ventas —que a eso iba. Pésima la infraestructura del 2007. Pero ahora, los organizadores de la Feria de México Arte Contemporáneo aprendieron la lección y para no andar improvisando contrataron los espacios del Centro de exposiciones Banamex, ese que está en la Avenida del Conscripto (cerca del Hipódromo) y que cuenta con todas las facilidades con las que debe de contar un centro de exposiciones donde se exhiben. como en este caso, obras de arte —delicadas o complicadas— donde de lo que se trata es de cerrar ventas, es decir, participar en una feria por lo menos sin problemas de infraestructura.

Por eso, ahora los ánimos han mejorado y todo mundo estuvo listo para la inauguración el pasado miércoles 24 de abril, ofreciendo sus obras más recientes para un público que puedo pasear por los pasillos del arte listo para dejarse sorprender o morirse de la risa o en otros casos, quedarse un rato reflexionando para ver si le encontraba la cuadratura al círculo.

Y aquí empieza, para los que no sabemos mucho de arte contemporáneo, el placer de la sorpresa, por ejemplo, la galería OMR de Patricia Ortiz Monasterio y Jaime Riestra, que entre otras cosas presentó una obra de Jorge Méndez Blacke con este juego: el artista ha colocado un muro largo con una sola hilada de ladrillos, bien colocados, uno sobre el otro, desfasada alternativamente de su centro, en cada una hilada y, en ese muro hecho con los miles de ladrillos perfectamente colocados unos sobre los otros, en el centro mismo hay una pequeña cuña de madera blanca (que resalta), que hace que el muro —y sus espectadores— caigan en la inestabilidad y rompa el equilibrio esperado. Es una obra de arte basada en la teoría del caos, esa que postula que el caos de debe a un mínimo cambio en las condiciones iniciales —le llaman efecto mariposa— y, para explicar esto dicen que el efecto del cambio en el papaloteo de una mariposa en el Amazonas, es la causa de un huracán en el Caribe: recorremos, una y otra vez este muro de Méndez, y no podemos dejar de pensar en el caos y su mínima variancia en su equilibrio.

Como en una feria las galerías están para vender, los coleccionistas para comprar y los artistas para pasar revista, atender a sus coleccionistas y ver si alguna otra de las galerías internacionales están interesadas en representarlos o viceversa, una feria tal cual por quinto año consecutivo de arte contemporáneo.

Kurimazuto ahora sí pudo instalar esos pájaros fantásticos como los que está haciendo Carlos Amorales —hijo de tigre, pintito— y la Galería de Arte Mexicano al conceptualista de Brudermann y no podía faltar Jan Hendrix, que ahora hacer esculturas de hierro que como la hiedra se trepan por las paredes; el año pasado sin que nos fijáramos en el polvo, estuvieron las cajas de Mary Stuart —a quien le sigo la pista desde hace años y siempre me sorprende—, por ejemplo con sus Abanicos, sobras y collages y la idea o el concepto, no sé qué primero, de lo que podría ser un abanico retorcido donde se dejó que el subconsciente le tomara la mano para sorprendernos con sus objetos de arte.

Hay obras las que exhibe La Planta, arte contemporáneo omnilife en Guadalajara, sin saber bien a bien si lo que vimos es una moda o es parte de este arte que se ha globalizado y que, sin duda, puede dejar buenos dividendos.

El cambio en Paraguay

El Informador, jueves 24 de abril, 2008.

La noticia es que Fernando Lugo, el candidato opositor a la presidencia paraguaya, quien abandonó la sotana para entrarle a la política, aventajó por diez puntos a la señora Blanca Ovelar, candidata del Partido Colorado en el poder según los resultados de las autoridades electorales.

El Tribunal Superior de Justicia Electoral apuntó una ventaja de 10 puntos a favor del ex obispo, candidato por la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), con un 41% de los votos y, a la aspirante oficialista con 31%; en tercer lugar, colocó al ex militar Lino Oviedo con el 28% de los sufragios, cifras que confirman los sondeos que hizo la prensa, como dicen por aquellos rumbos, “a boca de urna”.

Todo parece ser que fue la promesa de cambio la que gana en Paraguay —como intenta Obama en EUA—, un cambio que le hacía falta a ese país, como nos hacía falta a nosotros en el 2000.

A Fernando Lugo lo asocian con el populismo, ese «que impulsa actitudes de confrontación hacia los empresarios, ve con sospecha las inversiones extranjeras, es agresivamente nacionalista e impulsa reformas políticas que propician la continuidad del poder autoritativo del líder; reformas que minan la democracia electoral para favorecer mecanismos alternativos de participación e integración popular de carácter corporativo, clientelar y movilizador», como dice Roger Bartra.

Se dice que el populista Hugo Chávez de Venezuela ha metido las narices apoyando a este candidato, a pesar de que este individuo maneja el populismo autoritario y que está más cerca del fascismo que de otra cosa. «La esperanza de ese continente debe estar en otra parte», como escribió Michael Reid en Forgotten Continent.

Pero el cambio parece que despierta del letargo en el que se encontraba a ese país, situado entre dos gigantes, Brasil y Argentina y uno que es el más pobre de Latinoamérica: la Bolivia indígena. Dicen que los paraguayos padecen de claustrofobia, pues carecen de costa marítima, aunque tiene dos ríos: el Paraguay de 2,625 y el Paraná de 4,600 km. de longitud que desemboca en el Atlántico, como si fuese la única salida.

Paraguay se sostiene en tres patas: los agroganaderos, los comerciantes y los del sector servicios. El sector industrial no se ha desarrollado y se basa sólo en el procesamiento de bienes agrícolas y ganaderos.

El comercial está basado en la venta a los turistas de Brasil y Argentina que pueden encontrar una serie de productos importados a menor precio que en su país.

Paraguay es el segundo país más pobre en América del Sur, detrás de Bolivia y como decíamos, hace frontera con el poderosos Brasil y la bella Argentina y es, entre estas dos potencias o fronteras, donde podrá cambiar y, ojala de ser así, que ese cambio sea hacia la modernidad y le entren a la idea que tenemos en otras partes como es la democracia representativa y que aceptan la realidad de la globalización, como sucede con sus vecinos.

martes, 22 de abril de 2008

La música de la India

El Informador, martes 22 de abril, 2008.

Con tanto ruido en la ciudad de México no pudimos escuchar la música que trajo la presidenta de la India, Pratibha Devisingh Patil (1934-) quien llegó la semana con las dos cámaras legislativas tomadas y por eso, esta silenciosa mujer hizo acto de presencia tratando, modestamente, de mejorar las relaciones comerciales. Pero en Guadalajara fue otra cosa, en primer lugar fue el único Estado de la República que estaba en su agenda, en segundo, fue recibida por el Gobernador y unas cien personas interesadas en hacer negocios con ese país. No faltó el mariachi ni los anuncios para un próximo viaje a ese país, con la intención de firmar un acuerdo de cooperación para el desarrollo de software y participar en la exposición tecnológica de Bangalore, India.

Desde hace meses, varios empresarios tapatíos se esfuerzan por conocer las costumbres, los protocolos y los diferentes códigos en la India, incluyendo las fascinantes películas del famoso Bollywood, todo esto con la intención de cerrar la brecha entre los dos países y ampliar la de los negocios, pues aunque sea un país mucho más complejo en sus costumbres, idiomas y religiones que el nuestro, ha llegado a ser toda una potencia.

Son los amos el acero y tienen inversiones importantes en México, Argentina y Bolivia, pero, el sector en donde se han posicionado y que por eso es notable a nivel mundial, es en el desarrollo de software, tanto, que la India se ha convertido en el centro de esta industria. Son seis las empresas indias más importantes de software: TCS, Wipro, Infosys y Sasken, que desarrollan operaciones en México y tienen más de 2 mil ingenieros mexicanos empleados en estas empresas.

Pero el silencioso pasar de la presidenta Pratibha Patil, demuestra su interés por Brasil y México que, junto con la India están por ingresar al club de los ricos, el Grupo de los 8 (G-8) y que juntos son tres de las cinco naciones emergentes que asisten a esas reuniones como observadores.

El nivel académico de la India es increíble. Estoy seguro que si ponemos un anuncio solicitando a un especialista con nivel de doctorado en física —o en lo que se les ocurra—, se reciben más de diez mil solicitudes para esa chamba.

Es difícil entender sus costumbres y sus modos de vida —como los matrimonios arreglados desde púberes y si les toca la mala suerte de enviudar, son encerradas en unas pensiones miserables por el resto de su vida, como en Water de Deepa Metha— y están tan arraigadas, que los lleva al fanatismo en varias religiones y es un lastre para integrarse a la modernidad, aunque lo han logrado a su manera.

Como esto de Henri Michaux: ¡ahí está Calcuta! ¡Calcuta, la ciudad más repleta del Universo! … donde se han aliado con la vaca, pero la vaca nos se da por aludida. La vaca y el mono, los dos animales sagrados más insolentes. Hay vacas en Calcuta por todos lados…

jueves, 17 de abril de 2008

El Oscuro —y terrible— Animal Tristeza de Anja Hilling

El Financiero, lunes 21 de abril, 2008.
La vanguardia del teatro alemán en México

Christine Dössel, experta y crítica del teatro alemán, asegura que en ese país el teatro se encuentra a la vanguardia, pues no existe otro con esa cantidad de actores, compañías y escenarios como las que hay entre Hamburgo y Múnich o entre Berlín y Bochum, que forman lo que sería un paraíso teatral.

En verdad, Alemania es el centro del teatro en el mundo y, por lo que me dicen los que saben, creo que tienen la razón. Tal vez por eso me atrevo a sugerir que no nos perdamos la muestra que estará en la ciudad de México desde estos días hasta el 25 de mayo en el Centro Cultural del Bosque, donde se llevará a cabo un ciclo de obras y de lecturas dramatizadas de jóvenes como Anja Hilling (1975-), quien estudió artes escénicas en la Universidad de la Cultura de Berlín y de quien se leerá su obra Oscuro Animal Tristeza o de las otras obras que se ponen en escena, como la de Falk Richter (1968-), Sabine Herbeke (1965-), Jens Hillje (1968-), Gerhild Steinbuch (1983-) y Ronald Schimmelpfennig.

Richter presentará la obra Dios es un DJ, con una estructura parecida a un «reallity show», como botón de muestra de la cacareada vanguardia; de Ronald Schimmelpfennig podremos ver La mujer de antes y, entre la puesta de estas obras, habrá seis lecturas dramatizadas de autores como Händl Klaus, Salvajes o de Gerhild Steinbuch, Cabeza Muerta o la de Anja Hilling, Oscuro Animal Tristeza que podremos escuchar el próximo lunes 28 o el martes 29 a las 20:00 horas en el teatro El Granero, quien dirige mi amigo Rodrigo Johnson Celorio, esta obra moderna en una lectura organizada por el INBA y el Instituto Goethe para ser leída por: Diego Járuegui, Rodrigo Vázquez, María Gelia, Carmina Narro, Humberto Solórzano y Julien Le Gargasson.

Se trata de una tragedia moderna —donde los héroes, como en la definición de este género, sucumben frente al destino— que cargan sobre sus hombros un grupo de amigos que se van de fin de semana a una reserva natural —como el Desierto de los Leones, alemán.

Son personajes frívolos, entre los 30 y los 40 años de edad. Son Jennifer y Gloria su hija pequeña; está Paul, el padre de la criatura; Miranda y un joven guapo que es su amante; Oskar, el hermano menor de Miranda y Martín, su amante, así como un tal Flyn, cuyo chiste es que canta como Elvis Presley pero sin dientes.

Hasta ahí todo, podríamos decir, va bien, pero… y, ese pero… mejor lo dejamos en eso, pues es un pero… que debemos descubrir «in situ». Sólo puedo decirles que al final surgen —como es de esperarse después de esos eventos que se caracterizan por ser, precisamente, una tragedia— que la verdadera personalidad de los personajes y las relaciones se trastocan. Es una obra sobre el vacío donde notamos la falta de valores, como puede suceder en estas épocas; es una obra de humor negro, es una crítica a la modernidad y a los vacíos que pueden producir. La lectura dramatizada estará abierta al público en el Teatro el Granero.

Sí, el teatro alemán está a la vanguardia y a los directores de teatro les encanta trabajar en esos escenarios además de asistir a los festivales internacionales que hay en el mundo (incluyendo al de Edimburgo) o a estas muestras como las que ahora tendremos en México y que coincide en el tiempo, con el Theatertreffen de Berlín durante el mes de mayo. En Berlín se lleva a cabo ese gran encuentro del teatro alemán donde se presenta lo mejor que se ha producido para llevarlo al festival que, por supuesto, es uno de los más reconocidos mundialmente como el evento teatral del año.

Los temas que se ventilan en ese teatro alemán, los hombres (viejos y jóvenes) que lo están haciendo lo han desarrollado hasta llegar a este nivel donde el paisaje del teatro alemán —como lo explica Christine—, se debe al apoyo estatal y municipal que tiene este rama de las artes escénicas y a los escenarios —y público— que hay por toda la república con programas que cubren lo clásico o que pasan por la experimentación para llegar al teatro moderno.

Para que nos demos una idea, cada año se ponen en escena algo así como 110 mil representaciones, y hay más de 7 mil conciertos en toda Alemania. ¿Me entienden?

Berlín se considera la metrópoli del teatro y cuenta con cinco teatros estatales, tres salas de ópera y varios teatros independientes y eso, que no se les da el centralismo cultural, pues el teatro, principalmente, es una tarea pública financiada por los Estados y los municipios y se ha desarrollado en plena convivencia las artes dramáticas con obras de teatro o musicales, entre la danza y el ballet fusionando así las artes escénicas.

Peter Zadek (1928-) es una estrella de este universo: en los sesentas revolucionó el teatro y ahora, a sus 80 años, está activo y trabajará con su productora, rodeado de sus actores favoritos, produciendo una versión de las obras de Shakespeare. Este es uno de los viejos botones de esa muestra que se ha logrado desarrollar en Alemania, el gran escenario del mundo.

A toda acción

El Informador, jueves 17 de abril, 2008.

Corresponde una reacción igual, pero en sentido contrario, como se expresan las leyes de física que vienen a cuento ahora que las acciones del PRD están forzando al PAN, PRI y el PVEM, expulsados por la fuerza a sesionar en una sede alterna y que reacciones igual pero en sentido contrario y que lo hagan unidos, como nunca antes, para que decidan defender la práctica democrática y, con ello, el rumbo y los remedios previstos para enfrentar la crisis energética del futuro.

Los senadores se fueron al auditorio «Lerdo de Tejada», y la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados al auditorio «E» de San Lázaro con tal de seguir ejerciendo su libertad.

¿Qué es lo que puede justificar la actitud de AMLO para provocar ese especie de golpe de estado con la toma por la fuerza de las tribuna y sus desplantes de intolerancia frente a la sociedad?

Como médico villamelón, trato de encontrar lo que lo mueve, aparte de su megalomanía y paranoia galopante, y así, como los desesperados escaladores, busco otro hueco en donde apoyarme para justificar por qué sigue actuando de esta manera, encuentro al «solipsismo», ese ego solus ipsus o el solamente yo existo, que fundamenta la creencia metafísica que, de lo único que estos personajes pueden estar seguros es de la existencia de ellos mismos. La realidad que, los rodea, no es posible conocerla, pues sólo es un estado mental.

Por eso, todos los objetos, personas e ideas que los rodean deben ser producto de su mente y, lo más grave de todo —y que nos suena conocido—, es que la derivación de este razonamiento lo lleva, bajo esa situación, a convertirse en un Dios, el único creador de una realidad que no existe.

¡Ya está! Es un solipsista —me dije— que ha creado su propia realidad y que niega lo que lo rodea que se cree el Mesías de Tabasco que viene a resolver los pecados de esta región del mundo negando la realidad de la Constitución y de sus instituciones; negando la existencia del poder Legislativo y la autoridad máxima del Ejecutivo, negando todo lo que lo rodea, excepto a sí mismo y su propia creación.

Con esta definición en la mano, podemos seguir escalando estos muros de la ignominia para que otro día lo podamos recordar como se recuerdan las cosas a distancia, como fueron los sucesos estudiantiles que marcaron una época de nuestra vida cuando éramos atacados —primero por estudiar en una escuela privada, luego, por hacerlo en el ITESO de los jesuitas— y por tales realidades, llegaban hordas de jóvenes a destruir las instalaciones invocando consignas que el hijo de Zuno-marxista les daba para sostener sus actos irracionales; luego fueron los tecos-fascistas —los extremos se unen— que destruían las instalaciones de los jesuitas en lugar del debate y la aceptación de la pluralidad y la tolerancia, es decir, en lugar del ejercicio de la democracia y la libertad: solipsistas, pensé.

martes, 15 de abril de 2008

Golpe al Estado

El Informador, martes 15 de abril, 2008.

Cuando la capacidad de diálogo se transforma en actos que lo impiden es que somos testigos de la gestación de un círculo vicioso por el monstruo llamado totalitarismo, que deposita y amordaza con su fuerza bruta el semen del silencio en el seno mismo de la democracia, congelando y oscureciendo la razón misma de ese sistema de gobierno, anulando con su brutalidad la libertad e imponiendo el silencio gracias a su intolerancia.

El intento de golpe se ha gestado y, por lo pronto, se ha impuesto el silencio en las tribunas de la Cámara de Diputados como una camisa de fuerza impuesta por un tipo que considera que sus argumentos son indiscutibles —como lo creen los enfermos mentales—, tal como ha sucedido aquí, en la capital de la República, utilizando los mismos trucos aplicados en Tabasco, ahora con la bandera del Frente Amplio Progresista y con unas brigadas femeninas, que sólo expresan su repudio a la democracia y al diálogo y su ambición por el poder absoluto.

Conocemos cómo opera el totalitarismo: los vimos actuar en el siglo pasado —Stalin, Hitler— dos pulpos de tinta negra, llenos de ventosas en sus tentáculos que ondeaban sus banderas y consignas para destruir a la democracia y tomar posesión por la fuerza de los espacios donde se ventila la libertad de acción y de pensamiento.

Cada vez que aparecen esas mismas nubes cargadas de presagios se oscurece el panorama y ocultan a la joya plateada que brilla cuando el cielo está despejado. Así mismo, impiden que las ideas fluyan de un lado para el otro, es como si interrumpieran la respiración de la ultrajada democracia.

Tal parece que frente a este monstruo sólo hay una solución: la unión que hace la fuerza y que libera las tribunas cubiertas con las mortajas que impiden la confrontación de ideas a través del discurso y el flujo de las ideas, las dudas y los diagnósticos y que son los principios básicos de la democracia.

Ya lo habían intentado en la toma de posesión y parece ser parte de una estrategia estructurada como golpe al Estado hecho por una embrionaria dictadura que se ha gestando en el Zócalo —desde hace dos años— y que ahora intenta imponer, a como de lugar, sus ideas como si no existieran los demás poderes e instituciones, sino sólo una muy personal visión de ese pequeño y simple mundo de consignas, que no de razones, que impiden el diálogo y amenazan con la puesta en escena de sus brigadas femeninas y valientes seguidoras.

El resto de la población nos quedamos desconcertados, bañados, una vez más, por la ola de calamidades creadas por la fuerza bruta, disfrazada de bloqueos pacíficos, impulsada por la irracionalidad y la incapacidad de escuchar al prójimo porque sólo saben de consignas, en tono dictatorial.

La marea sube con el petro-pretexto y trata de imponer el silencio a la fuerza. ¿Será así como logren más adeptos para el futuro? Usted dirá.

jueves, 10 de abril de 2008

Helena de Troya: diosa, princesa y prosti

El Financiero, lunes 14 de abril, 2008.
Todas las versiones del mundo antiguo

¿Es este el rostro que lanzó a mil navíos y puso fuego a las altas torres de Troya? ¡Dulce Helena, dame la inmortalidad con un beso!, como pedía Fausto, en la obra de Christopher Marlowe, antes de darse cuenta que su alma se apega a tus labios y escapa de mí. ¡Ven, Helena, ven! Devuélvemela. Aquí me he de quedar, pues el cielo son tus labios y todo lo demás, si no es Helena, es polvo. Yo seré Paris y por tu amor no será saqueada Troya, sino Wittenberg.

Y esta hermosa mujer, la más bella que el hombre haya imaginado desde tiempos inmemorables, es la inspiración de los poetas y es la fuente donde muchas generaciones han bebido para tratarla primero como diosa, luego, como princesa de Argos y también, ¿por qué no?, como una prosti y Helena (con hache o sin ella), ha resistido todas y cada una de estas categorías.

Tal vez por esto, Bettany Hughes, periodista y reportera de la TV —que debió de llamarse «Helen» Hughes, pues no canta nada mal las rancheras— hace de su investigación «en busca de Helena» un programa Helen of Troy para la PBS que ahora está disponible en DVD, donde parte de Esparta y los orígenes mismos de este mito en el Peloponeso, para llevarnos a Troya y Egipto, en busca de sus orígenes desde que se creía que era —y lo sigue siendo— una diosa que cada otoño es raptada para regresar, flamante, mostrando sus pechos firmes, voluptuosa, para regar su belleza por todo el campo, bañado de sol y de flores azules como las de lavanda, que perfuman las brechas por donde ella acostumbra caminar, mientras las muchachas espartanas hacían sus altares o unos pequeños templos para rezarle para que compartiera con ellas algo de esa famosa belleza.

En Argos, el padre de la princesa Helena se propone encontrarle un marido y llega Menéalo —hijo de Atreo, el rey de Micenas y perteneciente a la raza de Pélope— hermano de Agamenón —que ya se había casado con Clitemestra, la hermana mayor de Helena—, con un cargamento de regalos y preparado para competir en todas las competiciones programadas hasta ganarse la mano —y el resto— de esta mujer que abandona, por tener que asistir a la cremación de su padre en la isla de Creta, justo cuando el joven Paris, hijo del rey Príamo de Troya, los visitaba en su palacio para tratar de apaciguar la ambición de los griegos por sus tesoros o de firmar algún tratado comercial entre los dos reinos.

Desde que llegó quedó deslumbrado por esa Helena, su anfitriona —dicen que la diosa Afrodita tuvo que ver en esta visita, pues se la había ofrecido a Paris como premio—, y tal como sucedía en el otoño, es raptada por este joven troyano para llevársela a su casa —sacándose la feria del tigre—, y por eso, el rostro de Helena impulsó a los mil navíos para que pusieran fuego a las altivas torres de Troya sitiándola durante diez años tal como lo escribió Homero en su Ilíada, obra mayor, que trasladó al español don Alfonso Reyes —en una versión en la que estamos trabajando en la flamante editorial M&A para coleccionistas—, y ahí está este fragmento donde aparece por primera vez el nombre de la bella Helena:

—¡Alerta, hija de Zeus, escudero sin par!
¡Que se nos van los dánaos sobre el lomo del mar
hasta su casa y tierra, dejando por presente
—trofeo para Príamo y sus teucros— a Helena,
la argiva por quien tantos, de su nación ausentes,
en el polvo de Troya rodaron confundidos!
Ve, persuádelos, háblales, a cada uno enfrena.
No sea que estos bravos de bronce revestidos
saquen las corvas naves y las echen al mar.

La diosa de los ojos zarcos la escucha, y sin tardar
vuela del alto Olimpo a los barcos aqueos,
y dice al enfrentarse con el probo Odiseo,
el prudente de Zeus que, en su alma despechado,
junto al negro bajel se mantiene callado
y ni a embarcar se anima ni a tocar los arreos:



Bettany Hughes nos narra todas y cada una de estas leyendas complejas que han evolucionado desde la epopeya homérica, sobrecargada con esos elementos que han ido recubriendo el relato primitivo: en la época homérica su genealogía se confunde. Por un lado, Helena es hija de Zeus y de Leda, aunque tiene por padre al «humano» Tindáreo, por el otro, se dice que era hija de Zeus y Némesis, quien huyendo del primero, había recorrido el mundo adoptando mil formas hasta que se transformó en oca. Pero el cachondo dios de dioses se convirtió en cisne para unirse a ella en Ática y, de esta cópula, Némesis puso un huevo que abandonó en el bosque sagrado hasta que un pastor lo encontró y se lo llevó a Leda para depositarlo en una cesta hasta que se abrió y de él nació Helena, a quien Leda crió como si fuese su propia hija.

Pero también se sabe que fue Helena violada por Teseo en Laconia y, embarazada, se la llevó a Afidna, con su madre Etra. La liberaron sus hermanos porque Teseo se había ido a los Infiernos a raptar a Perséfone.

Así las cosas de los mitos, ¡qué maravilla! ¿No creen? Ese fue el rostro que inflamó las mil naves. Con razón.

El sentido común

El Informador, jueves 10 de abril, 2008.

Cuando se trata de una industria tan compleja como la del petróleo, cuando se trata de modificar lo que sea modificable para beneficio de la sociedad en general, no queda otra que echar mano del que dicen es el menos común de los sentidos, tanto para realizar la propuesta de cambio como para entenderla.

El martes por la noche el presidente Calderón dio a conocer su propuesta tratando de pasar por el campo minado por el desprecio del resto de las fuerzas políticas que hay en el país representadas por el Revolucionario Institucional y el de la Revolución Democrática, con todo y sus brigadas femeninas. Para pasar ese campo hay que proponer lo que cae a plomo en el fondo del sentido común y que se puede hacer para llegar a la meta final: cambiar la curvatura de los ingresos de Petróleos Mexicanos y tender un puente en el tiempo que nos permita seguir contando con ellos a mediano plazo.

Sin mayores complicaciones, creo que la propuesta está basada en el sentido común: si tenemos pocas reservas, pero las hay en las aguas profundas del Golfo, ergo, contratemos a quien pueda explorar esas profundidades y así incrementamos nuestras reservas e ingresos futuros.

La empresa ha estado acotada por una burocracia federal que la hace poco flexible con costos de operación altos. Bueno, dejémosla que opere más independiente, a la vez de que sea más transparente y junto con esta libertad —y la novedad de los bonos ciudadanos, una feliz idea, adecuada a estos tiempos para que se beneficien aquellos que los compren abierto a todo mundo, con limitaciones de volumen, pero donde se obliga a transparentar los gastos e ingresos.

El sentido común aplicado a la política es lo que entendimos: mayor autonomía en las operaciones financieras y presupuestales supervisados ahora por una comisión especializada en esa industria que sabe de los vaivenes del petróleo y de la petroquímica, en lugar de ser supervisados por expertos en impuestos.

Si el 40% de las gasolinas que consumimos son importadas, por qué no invertir y construir las refinerías que hagan falta para que sea gasolina nacional y para eso, que sean los expertos los que las hagan —llave en mano— donde además será una fuente de empleos y, por lo tanto, de desarrollo regional donde las construyan, además de que se podrán hacer mejoras del producto para que resulten ecológicamente amables pues la tecnología actual lo permite más que nunca.

La propuesta pues, la vemos plena de sentido común, en donde se mantienen los principios constitucionales en cuanto a la propiedad de la nación, pero que nos permitirá mantener y, de ser posible, crecer y aprovechar los yacimientos del Golfo que comparten su geografía con EUA, que ya los están explotando, mientras, como señaló Calderón, nos la pasamos discutiendo si debemos o no hacerlo.

El sentido común es algo que los expertos en ciencias políticas lo relacionan a la práctica moderna de la democracia.

martes, 8 de abril de 2008

Enfrentar los problemas

El Informador, martes 8 de abril, 2008.

Estoy seguro que quien escribió el discurso que dio Felipe Calderón Hinojosa el pasado miércoles frente al Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN), había leído Hamlet, el príncipe de Dinamarca, pues cuando Calderón dice: «frente a la tentación de eludir los problemas para evitar los costos políticos, mi gobierno ha optado por enfrentar los problemas del país y resolverlos», no pude menos que recordar el paralelismo con el famoso monólogo de Hamlet, cuando tiene que sopesar y saber qué hacer frente al mar de calamidades, dudando si habría que ser o nos ser, si debe enfrentar o mejor eludir los problemas, sobre todo, cuando parece que nos rebasan.

Es la misma reflexión que hace Hamlet cuando se encuentra entre la espada y la pared, entre el poder reclamar la corona que le pertenece y acabar con quien la ha usurpado, además del Edipo que impide que obedezca a la sombra de su padre, matando al tío Claudio.

Nos dio gusto confirmar que a veces la poesía sirva para algo, y la haya utilizado quien preparó el discurso para poner en la balanza lo que debe hacer el Presidente, independientemente de las consecuencias: «¿qué es más acertado para el espíritu: sufrir los golpes y los dardos de la insultante Fortuna o tomar las armas contra el mar de calamidades y enfrentándolos, resolverlos?».

Ese es el dilema: hacer lo que tiene uno que hacer a pesar del costo político como ofreció Calderón en su momento: «mi gobierno ha optado por enfrentar los problemas y resolverlos».

Lo dijo este político que ha sido criticado por carecer de una personalidad arrobadora y es él quien ahora nos muestra, por lo menos a nivel de la retórica de su discurso, que está bien parado en medio de las calamidades, las grillas y los ataques que quienes lo acusan de carecer de rumbo.

Calderón responde con tranquilidad y declara que debe enfrentar los problemas y enfrentándolos, resolverlos y sabemos que es algo que se dice fácil, pero que tantas veces hemos visto cómo hacen lo contrario y se agazapan, como moscas muertas, nadando de muertito para dejarle la solución y el costo a quien lo siga, como si deseáramos mejor dormir y soñar por esos ríos profundos de la muerte, librándonos del torbellino de la vida y del mar de calamidades.

Bien por el discurso; bien por haberlo leído con el peso de la retórica presidencial; bien por referirse a las consecuencias implíctas cuando enfrentamos los problemas: el desdén del mundo, la injuria del opresor, la afrenta del soberbio, las tardanzas de la justicia, las insolencias del poder y las vejaciones que se reciben del hombre indigno, sobre todo, cuando sabemos que es más fácil eludir los problemas —que es como dormir—, pues ¿quien quiere cargar con el costo?, ¿quién con las penas?, ¿quién quiere seguir gimiendo y sudando bajo el peso de una vida tan afanosa? Por lo pronto Calderón confirmó tolerar el costo que implique y enfrentándolos, resolverlos.

jueves, 3 de abril de 2008

Jenůfa y los avatares del amor en el campo

El Financiero, lunes 7 de abril, 2008.
Inauguran el Festival de México en el Centro Histórico

Jenůfa es una ópera que trata sobre la vida amorosa en el campo de Moravia, como puede ser en los altos de Jalisco o, en este caso, en la región montañosa que está al Este de la república Checa y que colinda al Sur con Austria que, a partir del siglo XI se unió a Bohemia para quedar bajo el dominio de los Habsburgo. Ahí mismo se desarrolla la trama de esta ópera compuesta por Leos Janáček (1854-1928), la ópera checa más representada después de La novia vendida de Smentana y que ahora por primera vez en México ponen en escena en el Palacio de Bellas Artes con la versión completa que Charles Mackerras y John Tyrrell lograron reconstruir en 1996. Será el próximo jueves 10 de abril con lo que darán por inaugurado el Festival de México en el Centro Histórico (luego se vuelve a representar el 13, 20 y 22).

En la región llamada Hukvaldy, Moravia nació el músico y compositor Leos Janáček, un músico que, a pesar de haber sido reconocido tarde como dramaturgo musical, logra que su música sea una fusión entre el lenguaje musical contemporáneo de la Europa del Este y el dialecto de las canciones populares checo-moravas.

Janáček es uno de los compositores checos más importantes del siglo XX: hijo de un humilde maestro, pudo hacer sus estudios musicales en Praga, donde conoció a Antonín Dvořák y, con el paso del tiempo, pudo llegar a ser el director de la Filarmónica Checa y un activo promotor de la enseñanza musical, pues fundó la Escuela de Órgano en Brno, que después se convertiría en lo que es el actual Conservatorio de Música. Además, se dedicó a estudiar la música folclórica de Moravia y la de los países eslavos, actividad que luego se reflejaría en su obra en general y en esta ópera en particular.

Los amores entre los campesinos, las relaciones sexuales incontenibles antes del matrimonio y los embarazos consecuentes, así como los partos escondidos —como tan bien sabemos de ellos en la Guadalajara del XIX y del XX— la culpa, la pobreza y esa sociedad rural —envidiosa, recelosa, supersticiosa e inculta— capaz de cualquier cosa, es el contexto de esta obra que sigue al pie de la letra la historia que escribió Gavriela Preissová en Ihre Ziehtochter que trabaja, con lujo de detalles, los amores y los odios que se reparten en esos triángulos que se van formando entre quien ama pero no es correspondido y la que es amada pero no ama, entre la violencia del machismo son las paredes en donde se encuentra atrapada la bella Jenůfa, violada y maltratada por el rechazado y luego, abandonada por el pretendiente, entre la acción de la bruja, de la vieja mala del pueblo, en este caso la mujer del sacristán quien, además, había sido la nodriza de Jenůfa, una vieja respetada y temida por todos, que produce la grieta y luego la repara, cuando llegamos agotados al tercer acto, una vez que se van deshaciendo cada uno de los nudos producido durante todo su desarrollo, para salir con el alma en su lugar, como si hubiésemos caminado a un lado de las aguas cristalinas del río Morava, teniendo una segunda oportunidad —que es lo que el espectador más desea—, para que Jenfua le permita a su marido que escoja libremente el camino a seguir —enamorado como había estado desde el principio, aunque rechazado—, y así se va de la mano con una Jenůfa maltratada pero renovada, lista para seguir con la vida. Sí, una segunda oportunidad y nosotros aplaudimos, pues no podemos menos que vernos reflejados en ese deseo.

Jenůfa se presenta con la puesta en escena que dirigió Juliana Faesler, directora de teatro, iluminadora y escenógrafa que estudió en Saint Martin School of Arts en Londres, fundadora de la Academia de Arte Teatral, jurado del FONCA y directora de Rosenkrantz y Guildenstern han muerto de Tom Stoppard, que le valió el premio Julio Castillo en 1997 y luego Alicia en la cama de Susan Sontag que, en el 2000 obtuvo el premio Héctor Azar como el mejor teatro de grupo y, el año pasado, dirigió Nezahualcóyotl con la Compañía de Teatro y Danza de la UNAM.

El director de la Orquesta y del Coro del Teatro de Bellas Artes es Jan Chalupecký quien ha dirigido trece óperas con la Orquesta Filarmónica Checa, entre ellas Jenůfa.

La concepción dramática no es común en la producción de Janácek, pero no es un caso aislado. Sus protagonistas son antihéroes, está formada por esos hombres que se equivocan y que están dominados por prejuicios, miedos y unas emociones apenas pueden controlar.

El trasfondo moral es oscuro, la acción está enmarcada, como lo hemos dicho en vida rural y campestre de Moravia y por eso, sabemos que es difícil crear, dentro de este ambiente, una atmósfera idílica con una ópera romántico-folclórica-nacional del siglo XIX. Sin embargo, Janáček la compuso de tal manera que funciona y resulta una buena articulación entre la leyenda popular que expresa y agudiza los efectos psicológicos, como es la angustia y el miedo entre la pasión-pecado-castigo y la segunda oportunidad.

La cuerda floja

El Informador, jueves 3 de abril, 2008.

Los voceros de la oposición actúan a favor cuando llevan agua a su molino y lo hacen en contra cuando tratan de regar el agua en las parcelas de sus enemigos, perdiendo de vista que el agua es para todos en este campo donde hemos crecido y donde seguiremos viviendo.

Por eso, el triángulo de las relaciones políticas se ha ido tensando: por uno lado está el PRD que se niega a aceptar, no sólo los resultados del 2006, sino cualquier cambio que no sea el que ellos proponen y, en otro caso, amenazan con movilizaciones y bloqueos.

El PRI, que es la otra cuerda del triángulo, se tensa cuando un día dicen que sí y otro no a las supuestas reformas del sector energía. Ahora, es Manlio Fabio Beltrones (1952-), quien fuera gobernador de Sonora (1991-1997), secretario particular de don Jesús Reyes Heroles, cuando era Secretario de Gobernación y de Gutiérrez Barrios.

Beltrones aprendió de este último, del elegante y siniestro veracruzano que decían pegaba con guante de seda, cuando estuvo como director de la temida policía política de los noventas y luego, como Secretario de Gobernación. Ahora, Beltrones es el coordinador de los senadores de su partido y, desde ese curul, considera al PAN como un partido sin proyecto, mucho menos a la altura del suyo y, a Felipe Calderón, como alguien con el que puede jugar a las luchitas en el poder, acusándolo de no tener rumbo fijo.

Al primero lo desdeña y al segundo le exige que ponga sobre la mesa —afilando navajas— la reforma prometida, pues bien sabe, como lo hacía cuando se pasaba muchas horas detrás de su escritorio DM Nacional en la secretaría particular del veracruzano Fernando Gutiérrez Barrios, cómo hacerle para reprimir a las organizaciones de la oposición. Por eso sabe cómo provocar con sus declaraciones —y con su falta de apoyo— que la idea de la reforma, si el Presidente la pone sobre la mesa con cualquier tipo de iniciativa —genial o elemental—, cómo se disparan «Los cañones de Navarone» (Oscar 1961) lopezobradorcistas para iniciar la ola de la violencia y de la resistencia civil que la acompaña para luego borrar cualquier huella que haya quedado en el camino de las negociaciones que pudo haber con el PAN o la Presidencia, negando así la capacidad de este gobierno para avanzar en ese sector que lo pide a gritos, creyendo que con esto está jalando agua para el molino del 2012.

La alternativa de Calderón es hacer lo que se pueda en los términos actuales de la Constitución pues, de otra manera, la hipotenusa del PAN se queda como la cuerda floja de esta triangulación en el poder.

Han de estar felices la oposición del gobierno, retrazando el éxito del partido en el poder y negando los avances que nos corresponden como nación. Por eso, a Calderón no le quedará otra que salir por la tangente para disminuir la caída libre de esa industria y del país.

martes, 1 de abril de 2008

Los veneros del petróleo

El Informador, martes 1 de abril, 2008.

No me cabe la menor duda que Ramón López Velarde tenía una concepción de la vida provinciana y que se negaba al cambio, a la modernidad y a la transformación. Por eso decía que el campo era bendito y el petróleo, una herencia diabólica: «el niño Dios te escrituró un establo / y los veneros de petróleo el diablo.»

Esto lo escribió en la primera mitad del siglo pasado y tal vez siga estando en el trasfondo de esos que lo consideran como los veneros del mismo diablo y no uno de los sostenes de la economía. Lo poco que sabemos de esta industria, queda retratado en el diagnóstico que dio Georgina Kessel y Reyes Heroles el pasado lunes, quienes señalaron que si no se realizan los cambios en las capacidades de ejecución de la industria petrolera «se prevé una caída de la producción de 800 mil barriles hacia 2012, de 1,5 para el 2018 y de 1,8 millones para el 2021». Y su director habló de la urgencia de construir tres refinerías más para contrarrestar el aumento de hasta un 50% de las importaciones de gasolina a corto plazo. Los dos están de acuerdo en que es necesario hacer esto sin anteponer una cosa a la otra, la exploración de las aguas profundas a la explotación de campos maduros o la construcción de las refinerías y que todo tiene que hacerse a un mismo tiempo.

Para eso hacen falta algunas reformas y que Petróleos Mexicanos (Pemex) siga siendo una fuente importante de divisas y, de pasada, si se puede jugar lo más legalito que se pueda, cambiar eso que se ha enraizado desde su nacionalización: la ordeña sistemática de sus recursos hasta dejarla exhausta; capitalizarla para poder hacer lo que tiene que hacer y, amainar el poder del sindicato con esas «conquistas sindicales» que son parte de otro tipo de ordeña, además de controlar los gastos y los excesos que no deberían de formar parte de la actividad industrial y laboral.

Dentro de estas conquistas está la participación amafiada de sus empresas en los contratos que se firman como proveedores de la industria, apoyados por los líderes, con el 10% de por medio, conquistas que han llegado a corromper hasta la médula al sistema, aprobando los propios y negociables contratos.

Para tener una idea de las cifras que se manejan, ahí está cuando en 2004, Pemex rectificó y pidió que Carlos Romero Deschamps, líder de los petroleros, garantizara la reparación del daño a esa paraestatal por mil 580 millones de pesos, todo por un presunto peculado del año 2000.

La visión de la realidad, que está compuesta por muchas variables independientes y muchos puntos de vista resultan ser los veneros del diablo que, a duras penas, nos han permitido financiar parte del llamado sector social.

Pero la rebatinga del poder y del dinero, moviliza a quienes no quieren que se metan en ese «su» territorio, dominado por la corrupción diabólica arraigada hasta el fondo.